Alcohol Cero: Recibieron en el Concejo a representantes de Hoteleros y Gastronómicos

La reunión de Obras Públicas se realizó este martes 23 de marzo, en modalidad mixta, entre presencial y teleconferencia. Del encuentro participaron el presidente de la comisión, Agapito Blanco, de Cambiemos; el vicepresidente Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista, y el resto de los integrantes conformados por: Germana Figueroa Casas y Ana Laura Martínez, de Juntos por el Cambio; María Luz Olazagoitía de Ciudad Futura –FSP; Marcelo Megna, de la Unión Cívica Radical y Marina Magnani de Unidad Ciudadana. Además participaron,  el concejal Carlos Cardozo, de Juntos por el Cambio y las edilas Susana Rueda, de Rosario Progresista y la presidenta del Cuerpo, María Eugenia Schmuck.

Visita de AEHGAR

Al inicio de la reunión, el presidente presentó a los representantes de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario. AEHGAR; presidente Carlos Alberto Mellano; secretario Alejandro Pastore y la gerente, María Ofelia Polito.

Mellano argumentó la posición negativa a la propuesta de alcohol cero, pero no de oposición a la cuestión del alcohol en sí, sino a lo que se debate en cuento a la medición de 0 a 0.5. Aseguró que desde la asociación tienen una función responsable y social por lo que no se desconoce la necesidad de aplicar un límite, “aunque no hay o al menos no tenemos un registro estadístico que establece que los accidentes son entre 0 y 0.5. Todos son superiores a ese nivel”, remarcó.

Falsos positivos

En este sentido, la gerente de la asociación sostuvo que el cero no es posible desde el punto de vista técnico. “Nosotros pedimos un informe al Instituto Nacional de Tecnología Industrial. INTI, donde se establece que el error máximo permitido es de 0.04 gramos/litros sangre por lo que no es aconsejable establecer como límite legal el cero”. También solicitaron especificaciones respecto al error sólo en los casos positivos y desde el instituto aseguraron que el error es propio de los equipos de medición. “Por lo que pueden darse falsos positivos”, razonó.

Por su parte, Pastore sostuvo que no es factible realizar todos los controles que esta iniciativa de alcohol cero demanda. “No contamos con la cantidad de grúas, equipos de alcoholímetros”. Esto nos remite a pensar si no vamos a estar gastando todos los recursos en remitir vehículos cuyo conductores tengan entre 0 y 0.5 y por la imposibilidad de tener más controles se nos escapen algunos que sí son un riesgo por tener más de 0.5, preguntó.

Hay que bajar la velocidad máxima nocturna y fiscalizarla de manera automática. Nos parece un argumento sólido

Transporte público y seguridad.

Mellano retomó su exposición y alertó sobre la preocupación de que personas que deciden asistir a un local gastronómico y no utilizar su vehículo personal no tiene satisfecho un servicio adecuado de transporte público ni la seguridad de poder llegar a su vivienda sin ser víctima de una situación de robo. “Desde la entidad no se tiene intención de discutir sobre consumo ni muerte, sino sobre los aspectos legales que se pretenden implementar”.

Contrapunto  de concejalas y concejales

Antes de que se retiren los representantes de AEHGAR, la concejala Olazagoitía refutó que “el proyecto de ordenanza de alcohol cero no penaliza el disfrute, ni tampoco emite juicio de valor sobre la posibilidad de consumir una copa de alcohol. Solo establece que quienes quieran tomar alcohol luego no conduzcan”.

Sobre esto último, Blanco, aclaró que la idea es escuchar a los invitados y realizar preguntas para no incurrir en un debate que cuestione las exposiciones, pero con la libertad de expresión de todos los que quieran aportar algo.

Asimismo antes de pasar al tratamiento del listado de proyectos, el presidente de la comisión cedió la palabra a María Eugenia Schmuck, quién solicitó realizar una exposición sobre la iniciativa de su autoría.

Schmuck: “Es un debate político, no técnico”

La presidenta del Cuerpo, hizo una breve alusión al historial legislativo de la iniciativa presentada y  resaltó que “esto se trata de un debate político, no técnico y lo que se busca es terminar con la especulación falaz de intentar conocer cuánto debo tomar para que no me afecte en los sentidos”.

“Es simbólico, es decirle a los rosarinos y rosarinas que si van a consumir alcohol no deben conducir”.

Schmuck remarcó que lo que se busca es cambiar conductas individuales como lo fue la prohibición de fumar en lugares cerrados, “porque entendimos que les hace mal a otros”.

Respecto a la deficiencia de los transportes públicos, reconoció que es un tema a seguir mejorando pero no puede ser excusa para consumir alcohol y agarrar un volante.

A su turno, Rueda, coincidió con los argumentos expresados por Schmuck y expuso datos desarrollados por la Organización Mundial de la Salud. OMS sobre los diferentes efectos de consumir alcohol. “Si bien entiendo en que es una cuestión política es importante tener en cuenta especificaciones científicas y técnicas. Una copa de alcohol modifica aspectos en los sentidos”, aclaró.

El edil Zeno sumó que “la provincia de Neuquén logró bajar alrededor del 75 por ciento de muertos en siniestralidad vial porque tiene un conjunto de políticas públicas en el concepto de alcohol cero”.

“Lo importante es controlar”

Sobre todo lo anterior expresado, Agapito Blanco destacó que todos compartimos la preocupación de la cantidad de siniestros viales, pero aquellos que tenemos una mirada disidentes hemos estudiado países donde el índice de mortalidad en siniestros es muy bajo y no tienen una fiscalización de alcohol cero. “Aquí no tenemos campañas de prevención y concientización ni tampoco la cantidad de controles necesario como sí lo hacen otros países, con penalizaciones severas. Temo que detrás de ese concepto de alcohol cero exista un contenido vacío a la hora de la fiscalización y una vez más el Estado se pierda la oportunidad de poder controlarlo”.

Por su parte, Figueroa Casas sostuvo que no está convencida de que esta ordenanza pueda servir y argumentó: “El que mata con más de uno y pico de alcohol no le importa esta ordenanza. No estamos controlando. Falla el Estado. ¡Y si era cero o 0.5 mata igual porque no se controla y eso duele!”, afirmó de manera contundente.