Concejo: Javkin enumeró diversos planes e iniciativas para todas las áreas

En su extenso mensaje, el Intendente se refirió a la forma en que se debió modificar la gestión en el 2020 para atender la pandemia y al tema de la inseguridad, respecto a lo cual señaló: “Muchas balas, mucha sangre, necesitamos que nos cuiden más”. También enumeró diversos planes e iniciativas en todas las áreas para el 2021.

Abrió el acto de inicio de las sesiones ordinarias  2021 la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, a quien acompañaron en el estrado la secretaria general Parlamentaria, Agustina Bouza, y el secretario general Administrativo, Mariano Roca.

Luego de las presentaciones de rigor y breves menciones, la presidenta del cuerpo invitó a ocupar el palco de honor “Manuel Belgrano” al intendente de la ciudad, Pablo Javkin.

En dicho palco lo acompañaron el rector de la Universidad Nacional de Rosario, Franco Bartolacci, y el diputado provincial de Creo, Ariel Bermúdez. En el otro palco del recinto se encontraban el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Zignago, y el coordinador general de Gabinete, Rogelio Biazzi.

Mientras tantos en las gradas acompañaron secretarios y secretarias de las diferentes áreas municipales: entre ellos, Dante Taparelli (de Cultura); Sebastián Chale (de Desarrollo Económico y Empleo); Leonardo Caruana (de Salud Pública); Carolina Labayru (de Control y Convivencia); Nicolás Gianelloni (de Desarrollo Humano y Hábitat); Mariana Caminotti (de Género y Derechos Humanos); Agustina González Cid, (de Planeamiento) y Eva Jokanovich, de Movilidad.

Especialmente  invitados estuvieron, una médica del Hospital Carrasco, Inés Elif, y un enfermero del Centro de Salud “El Gaucho”, César Basualdo; por familiares de víctimas de la inseguridad estuvieron Ana María Arce y Fernando Cejas, madre y hermano de Sebastián “Oso” Cejas, y Edgardo Daniel Orellano y Noelia Orellano, padre y hermana de Carlos “Bocacha” Orellano; al igual que representantes de comedores y merenderos; de padres de alumnos que requieren clases presenciales y de organizaciones ecologistas.

Se entonó luego el Himno Nacional y habló la presidenta del cuerpo.

De Schmuck

Schmuck destacó la labor del Concejo Municipal, durante todo el año de pandemia. “Fuimos los primeros en todo el país en funcionar y continuar de manera ininterrumpida”, marcó la titular del cuerpo, quien previamente había indicado que “lo impredecible se hizo cierto y dramático”.

Enfatizó que el Concejo “hizo todo lo que tenía que hacer“ y consideró que “en tiempos de gritos que atronan, priorizamos el pedido de la sociedad” y recordó que “trabajamos en un plan de asistencia alimentaria” y “otorgamos al Ejecutivo las medidas de emergencia requerida para hacer frente a la situación sanitaria”

“Nunca antes el concejo fue tan diverso y asimismo logró construir consensos tan amplios”, remarcó.

Minuto de silencio por Juane Basso

De inmediato la concejala Schmuck invitó al intendente a ocupar el sillón de la presidencia para dirigir su mensaje y de igual modo al vicepresidente primero del Concejo, Roy López Molina, para compartir el estrado.

En tanto disculpó a la vicepresidente segunda, Marina Magnani, al edil Eduardo Toniolli, y a la concejala Norma López, quien concurrieron a acompañar a los familiares del referente de Hijos en Rosario, luchador por los derechos humanos y periodista, Juan Emilio Basso Feresin, quien falleciera anoche, y por quien pidió un minuto de silencio, tras hablar de la “imperdonable muerte, como publicó un medio”. Al minuto de silencio siguieron aplausos.

De Javkin

Al iniciar sus palabras el intendente, Pablo Javkin, sostuvo que “siempre sentí que la principal misión que me dieron los vecinos y vecinas de esta ciudad, es la de recuperar la cercanía, logar que ese Estado, que a veces parece inaccesible a propósito, se ponga de su lado, a su lado. Llegamos para acercarnos y un fatídico día de marzo que jamás olvidaremos, lo que tuvimos que hacer fue lo contrario: distanciarnos”.

A partir de ello hizo referencia a las diversas medidas que debieron adoptarse para enfrentar la pandemia, desde el aumento de la cantidad de camas de terapia, la creación del Consejo de Gestión de Riesgos a licitaciones para compra de insumos y en tal sentido aludió a empresas locales, entre las que nombró a Sonder, Vandalia, Tanner y Melocotón, a Liliana y al Polo Tecnológico, que se reconvirtieron para producir lo necesario.

También marcó que el laboratorio central municipal, que funciona en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar) fue el primero en el país, tras el “Malbrán” en realizar análisis para detectar el Covid-19. En el mismo sentido indicó el armado del centro de aislamiento, y la vacunación antigripal casa por casa para la población de adultos mayores

Marcó la asistencia alimentaria, el protocolo armado para los geriátricos, y para acompañar a industrias y comercios para su reapertura, al igual que sobre las tareas de higienización, entre otros aspectos.

Más adelante dijo: “Estamos preparados para desplegar toda la eficaz estructura de los equipos de vacunación de la Municipalidad. Tenemos 19 vacunatorios listos y a disposición para colaborar con la campaña de vacunación. Y si hiciera falta, así como lo hicimos con la antigripal, estamos en condiciones de inocular a los pacientes de riesgo casa por casa”.

Al hacer referencia al tema de la seguridad planteó el intendente Javkin que: “ Es tiempo de volver a la paz. Somos una ciudad de gente paciente, pero todo tiene un límite. Muchas balas, mucha sangre. Necesitamos que nos cuiden más. Rosario le da demasiado a la provincia y al país. Ya es horade que nos devuelvan el derecho a poder ir a trabajar, estudiar y estar en la calle sin temor a que nos roben o nos maten”

Y fue enfático: “Se lo pido al gobernador en cada reunión, y al presidente: necesitamos más fuerzas de seguridad en las calles, investigación para desarmar las economías criminales y una justicia ágil. Nos merecemos dejar de vivir con miedo. Nuestro gobierno acompaña y comparte el trabajo contra el delito en todos sus frentes con sus consecuencias institucionales y sin impunidad. Pero también reclamamos resultados directos de mayor impacto a la hora de proteger a los vecinos. Más patrulleros, más motos policiales, más luces azules cuidando a nuestros vecinos. Todos tenemos que hacer nuestro aporte para volver a la paz”.

Enumeró en tal sentido que se pusieron en funcionamiento las 163 cámaras de monitoreo municipal; indicó que se está trabajando en las alarmas comunitarias y en su conexón al 911.

“Si algo sabemos es que la paz se construye con empatía, que para entender el dolor debemos estar cerca de quienes sufren” y en tal sentido agradeció la presencia de los familiares del “Oso” Cejas y de “Bocacha” Orellana.

Luego se ocupó de planes y proyectos en iluminación, pavimentos, cloacas, el Plan “Calles Seguras”, los operativos barriales, terrenos abandonados y “plazas de bolsillo”, recuperación del centro, el transporte urbano de pasajeros, la ampliación de las ciclovías y de las estaciones del Sistema de Bicicletas Públicas “Mi Bici, Tu Bici”.

En otro tramo de sus palabras sostuvo: “Tenemos que entenderlo de una vez, los siniestros viales son una de las principales causas de muerte en la ciudad. Por eso iniciamos un trabajo integral con las distintas áreas del municipio, para poner en marcha el nuevo sistema de detección electrónica de Infracciones de tránsito y en el transcurso de la semana próxima se publicará el pliego de la licitación para implementar el sistema en la ciudad. Agradecemos el trabajo del Concejo en la sanción de la ordenanza de fotomultas. Permítanme ser enfático en un punto: el año pasado junto a organizaciones como Compromiso Vial, Padres en la Ruta y familiares y amigos de víctimas, les pedimos la sanción de la ordenanza de alcohol cero. Vengo hoy a repetir el pedido. No tenemos más tiempo. Están en juego vidas”.

En los  tramos finales habló sobre la protección de los humedales y los incendios en las islas frente a Rosario

En el cierre de sus palabras el intendente Javkin remarcó: “ No vamos a caer en la trampa miserable del grito y la descalificación barata que ya demostró impotencia a la hora de hacer y mejorar la vida de la gente. Con la otra mejilla, llevaremos a fondo la convicción de que el trabajo constante y silencioso construye tejidos que cambian de verdad las situaciones injustas.  Esta es la ciudad de Censabella, de Francovigh, de Riestra y Fontanarrosa, de las hermana Cossetini y de la Chiqui González, de Carballo y Binner, de los obreros de Tablada y Manuelita y las luchas estudiantiles, y el ferrocarril. La que contaron Mikelievich y cuenta el Negro Ielpi. La que nadie puso en sus planes y surgió y creció contra todo olvido. La que mira al río para levantarse y volver a ser. La ciudad del talento y el empuje contra toda dificultad.

“Si hay algo que no nos falta en Rosario son hombres y mujeres que sepan contar, en palabras memorables, cada uno de los momentos que nos toca atravesar, los buenos y los malos. Uno de nuestros próceres, el gran Litto Nebia, escribió alguna vez que andar nuevos caminos nos hace descansar las penas, que si nos encontramos una paloma herida seguro al rato estará volando e inventando una esperanza, y que a pesar de tanta pena y tanta herida, sólo se trata de vivir. Quedémonos con esas frases y esa hermosa melodía resonando en el alma. Recordemos, porque recordar quiere decir volver a pasar por el corazón. Y miremos para adelante. Va a hacer falta mucha esperanza, mucha resistencia, mucho coraje. Va a hacer falta, entonces, todo lo que por suerte tenemos. Así, todos juntos, vamos a volver a Rosario”.