La provincia extiende el horario de cierre de los bares y restaurantes

Ante una mejora en la situación epidemiológica, la provincia de Santa Fe dispuso que los comercios gastronómicos podrán funcionar hasta la 1.30 de domingo a jueves y hasta las 2.30 los fines de semana.

En respuesta al reclamo del sector que el pasado lunes había elevado una carta al gobernador Omar Perotti, solicitando que se flexibilicen las restricciones ya que las mismas estaban generando “un impacto letal en los establecimientos gastronómicos por la reducción de trabajo”, desde el Ministerio de Trabajo de la provincia, confirmaron que los días de semana los bares pasarán de cerrar 00.30 a 1.30 y los fines de semana y víspera de feriado se mantendrán abiertos hasta las 2.30.

Aunque, el anuncio será oficializado este miércoles por la tarde en una conferencia de prensa, hasta el momento, no está definido si los nuevos horarios entran en vigencia desde esta noche o a partir de marzo, cuando se venza el actual decreto provincial.