Ya es Ley. El Senado aprobó la Interrupción legal del embarazo

El Senado convirtió en Ley la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). El aborto es legal en Argentina. Así lo resolvió esta madrugada el Senado tras más de doce horas de debate, y con una votación que se definió con 38 votos a favor y 29 en contra. Semanas atrás el proyecto había sido aprobado por Diputados con 131 votos afirmativos y 117 negativos.

Fue un tratamiento histórico, con un resultado que recién se conoció a la hora de la votación, que fue más amplio de lo esperado. El proyecto, presentado por el Gobierno en noviembre, recibió varias modificaciones en su tratamiento legislativo, que facilitaron el acompañamiento de legisladores y legisladoras. 

Una importante vigilia acompañó el debate fuera del Congreso. Y tras conocerse el resultado, un sector festejó la aprobación mientras que otro, a apenas metros de distancia, lo lamentó. Varios funcionarios y ministros estuvieron siguiendo la votación en los palcos, el presidente Alberto Fernández, celebró rapidamente la sanción en sus redes.

Luego de esto, y en un tratamiento con mucho menos debate, el Senado también convirtió en ley el proyecto que acompaña el de aborto de los 1000 dias de apoyo a la mujer gestante. Con 65 votos afirmativos, por unanimidad.

Debate

El Senado comenzó pasadas las 16 horas, la sesión que definió la sanción del aborto legal en todo el territorio nacional luego del rechazo que realizó el mismo cuerpo en 2018. A diferencia de hace dos años, con el cambio de algunos senadores, y el Gobierno nacional apoyando la medida, el ala verde cuenta contó mayor fortaleza de cara a la votación que los “celestes”. De los que mantenían en duda su voto, todos fueron confirmando su apoyo, y fue clave para alcanzar los 39 escaños.

La sesión se desarrolló de manera mixta, como durante toda la pandemia, pero con alta presencialidad de legisladores en el recinto. Al igual que en el debate en Diputados, la expectativa se trasladó a las calles, con una vigilia que empezó a las 14 y se mantendrá hasta la votación

Pasadas ya cuatro horas desde el inicio del debate, comenzó el clima de victoria entre los “verdes”. La posibilidad de aumentar la diferencia, se debe en parte a los cambios anunciados por la senadora Norma Durango (FdT) que anunció que en la promulgación, a cargo del Ejecutivo, se quitará el término “salud integral” cuando se trate de la atención de los abortos después de la semana 14. Este fue uno de los cambios que planteó el rionegrino Weretilneck para votar a favor el proyecto pero además sumaría al entreriano Kueider.

Los seis que no habían adelantado su posición antes de la sesión son Edgardo Kueider y Stella Olalla, de Entre Ríos; Lucila Crexell, de Neuquén; Oscar Castillo, de Catamarca; Sergio Leavy, de Salta y Alberto Weretilneck, de Río Negro. Todos ellos votaron a favor de la legalización.

Con el correr de las intervenciones fueron apareciendo aquellos legisladores que mantuvieron hasta último momento. La más codiciada era la senadora Maria Stella Olalla (UCR-Entre Ríos), que no había anticipado su posición respecto al aborto legal, confirmó que votará a favor. “Esta ley es una cuestión de salud pública, estamos tratando de resolver las muertes de las mujeres en la clandestinidad“, dijo.

Instantes después, la senadora del Movimiento Popular Neuquino, Lucila Crexell, que en 2018 se abstuvo en el debate del aborto legal, confirmó también que votará a favor. “No me es indiferente el drama del aborto clandestino que provoca muertes y criminalización de mujeres en situación de vulnerabilidad”, aseguró. El senador Sergio Leavy (Frente de Todos-Salta), que había votado en contra en 2018 y que se mantenía indeciso en esta ocasión, se sumó a los votos verdes y confirmó también su voto a favor.

En una de las intervenciones más relevantes, la senadora oficialista Silvina Garcia Larraburu confirmó que cambió de postura y el voto en contra que realizó en 2018 pasará a ser afirmativo. “Tengo la obligación de cuestionarme, estamos legislando de cara al futuro, los jóvenes escribirán la historia, esto merece una abordaje público más allá de mi postura personal”, dijo. La rionegrina argumentó su voto explicando que dedicó estos dos años a reflexionar sobre el tema llegando a una conclusión a favor del proyecto.

Estos cambios y confirmaciones, fueron inclinando definitivamente la balanza para uno de los lados. Una tendencia que estuvo circulando por las bancas del oficialismo durante toda la tarde. La sanción del aborto legal, se confirmó con una mayoría imposible de descontar, con más votos positivos que el rechazo de 2018.

En los cierres, los bloques dedicaron tiempo a un senador por cada postura. En Juntos por el Cambio, Silvia Elias de Peréz aseguró que “después de esta noche -y si es que esto se convierte en ley-, significa que el Estado ha tirado la toalla en esta pelea por la vida. Este proyecto no trae nuevas libertades, ni la libertad de decidir, tampoco nuevos derechos”, dijo.

En tanto, el presidente del interbloque, Luis Naidenoff volvió a reiterar su voto positivo de 2018 y recordó que “todos sabemos que se aborta clandestinamente, la discusión tiene que ver con una ética de solidaridad. La prioridad es un trato igualitario en materia de salud pública para las mujeres. Es tiempo de terminar con esta injusticia, que sea ley”, afirmó.

En el oficialismo, el titular de la bancada del Frente de Todos, José Mayans, realizó una dura crítica al proyecto y lo calificó de “inconstitucional”. “De sancionarse esta ley estamos en un conflicto tremendo, el Código Civil dice una cosa y el Código Penal dice otra cosa”, remarcó el formoseño.

Por último, la vicepresidenta del bloque, Anabel Fernández Sagasti, cerró como referente de los “verdes”. “El Poder Ejecutivo tomó una decisión difícil con mucho coraje. Porque lo más fácil es seguir mirando hacia otro lado, seguir haciendo desde el Estado lo que se viene haciendo hace siglos: mirar para otro lado. Pero los abortos existen y las mujeres abortamos”, concluyó.