Ley de Humedales: La Multisectorial volvió a manifestar contra la quema

Más de mil personas con conciencia ecológica se congregaron para cortar el acceso al Puente Rosario-Victoria en protesta por los incendios en las islas.

Muchos de los manifestantes marcharon desde el Monumento a la Bandera en bicicletas hacia el puente mientras otros llegaban en autos hasta el acceso al Puente Rosario-Victoria para reclamar el fin de la quema de los pastizales en las islas que tanto daño provocan al medio ambiente con la devastación de la vegetación y la muerte de animales autóctonos, y el riesgo que corre la vida de los habitantes de las islas.

Ivo Peruggino, integrante de la Multisectorial, expresó: “Estamos pidiendo el cese inmediato de las quemas, castigo efectivo a los responsables y la sanción urgente de una ley nacional de humedales que no sólo proteja a nuestro Delta del Paraná sino a todos los humedales del país”.

El reclamo de la Multisectorial por la Ley de Humedales va en sintonía con el proyecto presentado el jueves 29 de julio por el diputado del Frente de Todos, Leonardo Grosso, presidente de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, quien convocó a la comisión para el próximo miércoles 5 de agosto para así tratar todas las iniciativas legislativas planteadas hasta el momento.

La iniciativa contempla también multas de hasta 840 millones de pesos y propone la creación de un Consejo Asesor compuesto por organizaciones sociales y ambientales.

El diputado explicó que el proyecto de ley “busca ser claros en las sanciones penales porque las consecuencias ambientales son muy graves y los intereses económicos de algunos empresarios no puede estar por encima de los intereses colectivos, los daños son irreparables”.

Por otro lado, cuestionó a la Justicia porque “hay denuncias penales presentadas, cautelares y los hechos siguen sucediendo a la vista de todos, o hay ineficacia o complicidad, la situación es muy evidente”.

Para finalizar, Grosso explicó que “hay un avance de la frontera del agro negocio sin ningún tipo de control y llevando a cabo prácticas perjudiciales para la biodiversidad, en este contexto llegamos a elaborar un proyecto de esta magnitud para ponerle un freno a la destrucción de los humedales”.