Volvieron a circular los colectivos con acuerdo de 90 días

Después de la medida de fuerza de los choferes del transporte urbano que llegó a un mes sin circulación de colectivos ahora fueron higienizadas y hoy ya circulan por las calles rosarinas.

El sistema se restableció desde las 00 del viernes 31 de julio luego de un operativo de higienización y limpieza de los vehículos, que se realiza en las puntas de línea de cada bandera y en diferentes lugares específicos.

Así, los choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Rosario retomaron la actividad.

Teniendo en cuenta que el virus del Covid-19 se encuentra en un momento de circulación comunitaria en la ciudad, y por eso desde la Municipalidad de Rosario recomiendan sólo utilizar el transporte público cuando no se cuente con otra forma de movilidad o en caso de ser personal considerado esencial.

Para el uso del transporte público de pasajeros, es fundamental respetar el uso obligatorio de cubreboca en todo momento, y cumplir todas las medidas de prevención, higiene y distanciamiento:

  • Higienizarse las manos antes de tomar el colectivo y al finalizar el viaje.
  • Con solo acercar la tarjeta en la canceladora o uno de sus vértices se cancela el pasaje
  • Evitar tocarse la cara durante el viaje.
  • No hablar fuerte o gritar. 
  • Respetar la distancia recomendada con otros pasajeros dejando asientos libres, en la medida de lo posible.
  • Mantener la unidad ventilada abriendo ventanas o solicitando otro pasajero que lo haga.
  • El acceso a la unidad debe realizarse por la puerta intermedia o trasera.
  • En las paradas de ascenso y descenso, mantener una distancia de 1,5 m. con otras personas.
  • Si la unidad se encuentra con alta ocupación, esperar el próximo servicio.
  • Utilizar el servicio sólo cuando no tenga a su alcance ninguna otra forma de movilidad, ya que su prioridad de uso es para trabajadores y trabajadoras esenciales
  • Si se tiene algún sintoma o estuvo en contacto con un caso en estudio o confirmado de Covid, abstenerse de utilizar el transporte público.