Fueron clausurados dos bares que no respetaban el distanciamiento social

Durante la noche del pasado viernes 24 de julio agentes de control detectaron que no se respetaba en los comercios ni el distanciamiento social ni la cantidad de personas permitidas por mesa incumpliendo con los protocolos sanitarios.

La secretaria Carolina Labayru confirmó que este viernes a la noche, personal de la Dirección General de Inspección de Industrias, Comercios y Servicios realizó múltiples intervenciones en distintas zonas de la ciudad a fin de fiscalizar que se cumplan las condiciones de higiene y seguridad reglamentarias así como las últimas normativas vigentes relacionadas a la pandemia de coronavirus.

En primer lugar, se procedió a la fiscalización de un bar ubicado de Alvear al 100. Los agentes advirtieron que tanto en las mesas exteriores como en las del interior del comercio no se respetaba el máximo de 6 personas exigido por el protocolo Covid-19. Tampoco, el distanciamiento social, también obligatorio. Incluso, de acuerdo al acta elaborada, en una mesa de la vereda había un grupo de 12 personas cantando el feliz cumpleaños sin ningún tipo de distancia entre ellos. Ante la detección de estas cuestiones, se realizó una clausura preventiva del negocio y se instaló la faja correspondiente.

Por otra parte, los agentes inspeccionaron un bar ubicado en Rioja al 2400 en el que detectaron que no se cumplían con las condiciones de higiene y seguridad así como tampoco con el protocolo Covid-19. Por estos motivos, se ordenó el cierre del comercio y la liberación del inmueble de parte de los presentes. Cabe señalar que en la misma cuadra el lunes pasado, se intervino junto al Equipo Especial de fiestas clandestinas conformado junto al Ministerio Público de la Acusación (MPA) y el Ministerio de Seguridad provincial, a raíz de una reunión que se llevaba a cabo en un edificio sin atender las normativas dispuestas contra el Coronavirus. En esa oportunidad, el fiscal Gustavo Ponce Asahad dispuso aprehensión de 9 personas.

“Agudizamos los controles y con ellos las exigencias de un respeto estricto del protocolo sanitario que nos permite, en caso de cumplirlo, garantizar a los ciudadanos y ciudadanas la posibilidad de recrearse sin resentir su salud”, indicó Labayru y remarcó: “Contamos con el compromiso y responsabilidad de comerciantes y de los rosarinos y rosarinas para frenar el contagio del Covid-19 en la ciudad”.