Se confirmaron 1.315 casos de dengue en Rosario

La Municipalidad de Rosario confirmó que, en lo que va del año, fueron notificados 1.969 casos con síndrome febril con sospecha de dengue, de los cuales se confirmaron en la ciudad 1.286 casos autóctonos y 29 importados. Además, se descartaron 310 casos, y continúan en estudio otros 31 casos categorizados como probables y 313 como sospechosos para los que se requiere el análisis de segundas muestras a fin de confirmarlos o descartarlos.

Es importante recordar que frente a síntomas como fiebre, acompañado de dolor detrás de los ojos, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, hay que colocarse repelente y hacer la consulta médica correspondiente en el centro de salud, a los referentes particulares de salud,  del sector privado, Pami o en los hospitales. y no automedicarse. Además, se recomienda usar paracetamol como antitérmico, mantenerse hidratado y ante dolor abdominal intenso o sangrado de encías o epistaxis (sangrado por la nariz) consultar de manera urgente.

El municipio sostiene los operativos para prevenir y combatir el dengue en toda la ciudad. Las tareas que se realizan son reparto de repelente, descacharrado y bloqueos sanitarios en zonas donde se registran mayor cantidad de contagios, entre otras acciones.

Los trabajos de fumigación con termoniebla se realizan en doble turno, abarcando así más cantidad de sectores en menor tiempo. Además, en barrios que presentan un número mayor de casos, los operativos se repiten todas las semanas. También están operativas las motomochilas, que permiten fumigar en calles estrechas y pasillos.

Para la prevención del dengue, chikungunya y zika se recomienda:

  • Vaciar baldes, botellas y latas para no acumular agua. El Aedes aegypti deposita sus huevos en cualquier recipiente pequeño, artificial y con paredes lisas que puedan acumular agua limpia.
  • Poner bajo techo las cubiertas de neumáticos.
  • Mantener tapados los tanques de agua.
  • Limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).
  • Mantener limpios y ordenados los espacios.
  • Mantener los ambientes libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante.
  • Colocar, en la medida de lo posible, telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas.
  • Usar repelente y reponerlo de acuerdo a las indicaciones del producto.