Reclamos salariales de los empleados de locales de comidas rápidas

En estos días se conoció un reclamo salarial por parte de los trabajadores de los comercios
de comida rápida. Ezequiel Barbeito fue candidato a secretario general en la última elección
del Sindicato de Obreros Confiteros, Pasteleros Factureros y Pizzeros y le consultamos
sobre la situación y nos dijo lo siguiente:

La situación de los trabajadores de servicios rápidos es muy complicada debido a que les
descontaron arbitrariamente el 50% de sus salarios y más en algunos casos. Los
compañeros recibieron un salario de quincena de $900, $1000, $1300. Ellos cobran
aproximadamente $6000 o $7000 por quincenas y por mes llegan a cobrar $13000; más allá
del salario precario y de hambre que cobran la, situación con los descuentos es muy crítica.


Si bien ellos ya lamentablemente tienen condiciones muy precarias debido a que nadie hace
nada por los compañeros porque están afiliados al gremio pasteleros y la conducción del
gremio pasteleros no los defiende, no los escucha, no hace, los pibes están solos y la
realidad es que en estos momentos acudieron a nosotros delgados del sindicato de
pasteleros, delegados de base, delegados de fábrica nucleados en la oposición del
sindicato a la Lista Verde y nosotros tratando de ayudarlos, orientarlos, organizarlos, para
que puedan hacer el reclamo viral, para que puedan hacer el reclamo con fuerza, para que
vayan al gremio y todos juntos también podamos presionar para que ellos puedan puedan
hacer el reclamo y puedan sacar adelante este tema.


El Ministerio todavía no les ha contestado por lo que tengo entendido desde el sindicato y
estamos a la espera, pero mientras tanto los compañeros tienen muy poca plata para
subsistir y la realidad es que es una vergüenza; es una vergüenza ya las condiciones de
trabajo que tienen los trabajadores, no tienen representantes gremiales, no tienen
delegados, no pueden reclamar nada porque la empresa toma represalias: persona que va
al sindicato a reclamar, persona que le van a avisar a la empresa y los echan o le hacen la
vida imposible, o le sacan horas de trabajo o los ponen en lugares de limpieza, los mandan
para todos lados como que los perjudican dentro de los sectores de trabajo.


Así que eso es un poco la situación de los de los servicios rápidos, por suerte si hay que
buscar el lado positivo por un lado los compañeros jóvenes empiezan a darse cuenta un
poco que primero la empresa los explota, segundo que la conducción del gremio no hace
absolutamente nada y empiezan a organizarse entre todos los compañeros de los turnos,
entre todos los compañeros de los locales para cambiar las cosas, para cambiar su
realidad, sus condiciones de trabajo.

Así que dentro de todo lo malo, lo positivo es que empiezan a juntarse y empiezan a organizarse y eso es lo que más teme la conducción sindical. Nosotros estamos para acompañarlos, para ayudarlos, para orientarlos, para darle nuestra experiencia y esa es un poco la situación, así que estamos a disposición de los compañeros y disposición de la lucha que haya hacer para cambiar estas cosas.