Racing y Newell’s quedaron a mano por el gol de Palacios

La Lepra empató con Racing Club 1-1 en el Cilindro de Avellaneda, en el encuentro que marcó la apertura de la vigésimo segunda y penúltima fecha de la Superliga.

El juego fue intenso y entretenido, con momentos favorables para ambos equipos y el resultado abierto hasta los últimos instantes. Sin embargo, ninguno pudo imponerse y la igualdad fue el resultado que mejor reflejó lo que sucedió en el partido.

No la pasó bien en el inicio del partido el conjunto que dirige Sebastián Beccacece, porque Newell’s encontró en su defensa huecos peligrosos, aunque no los supo explotar.

De movida lo tuvo Sebastián Palacios, quien definió por encima de Gabriel Arias pero el travesaño le negó el primer gol de la tarde.

El Rojinegro contó con espacios propicios para lastimar, pero dejó pasar sus chances de volver a acercar peligro al arco de Arias, al tiempo que Racing se acomodó y niveló el juego.

Se solidificó la tarea del siempre cumplidor Marcelo Díaz pero principalmente conformó un tándem interesante por la derecha, con Iván Pillud y Walter Montoya.

Precisamente esos dos futbolistas iniciaron la acción del gol, a los 38. Matías Orihuela, improvisado marcador de punta derecha ante las lesiones de Ángelo Gabrielli y Facundo Nadalín en Newell’s, rechazó defectuosamente y le permitió a Leonel Miranda batir a Alan Aguerre con un potente derechazo.

Después de ese gol, en su primera llegada concreta, llegó lo mejor de la Academia en el partido. La conquista lo tranquilizó e incluso pudo estirar la ventaja después de una buena jugada individual de Matías Zaracho, quien falló en la definición.

Racing salió dormido al segundo tiempo. Newell’s, urgido por revertir el resultado, empujó con fuerza hacia el arco local.