Estacionamiento de motos: A cargo de Trapitos por 18 meses de prórroga

El municipio prorrogó por 18 meses la vigencia de una experiencia piloto que deja en manos de los trapitos el ordenamiento del estacionamiento de motos en la cortada Ricardone entre Mitre y Entre Ríos y en calle Mitre a la altura del 500. La norma tiene por objetivo regularizar la actividad de los cuidacoches que trabajan en ese sector del microcentro de la ciudad.

La medida fue publicada la semana pasada en el Boletín Oficial de la Municipalidad y reforzó así un proyecto de ordenanza que había sido sancionado por el Concejo en diciembre del año pasado.

El mismo había sido impulsado por los concejales que integran el bloque de Ciudad Futura y cosechó la adhesión de sus pares.

El proyecto tiene su origen en diciembre de 2018, cuando un grupo de delegados de los cuidacoches que trabajan en estas zonas habían solicitado, y conseguido, que se aprobara en el Concejo desafectar sectores al régimen de estacionamiento medido y la inclusión así de los trabajadores de la economía informal, logrando el objetivo de “incorporar a los trabajadores informales del espacio público de la ciudad, organizados bajo la forma de cooperativa, asociación civil y otras formas de gestión social, para contribuir al reordenamiento de los espacios de estacionamiento”.

Esta disposición daría continuidad al reordenamiento y organización, hoy necesaria, de estacionamiento de motos en determinados espacios de la ciudad.

La medida ya había comenzado a funcionar en 2016 como una prueba piloto que se fue prorrogando a pedido de los trabajadores informales y que en 2018 lograron la desafectación del sistema de estacionamiento medido para motos en esos dos puntos neurálgicos del microcentro rosarino.

Ahora, esta nueva prórroga les posibilitará seguir trabajando en el ordenamiento del estacionamiento de motos en esos sectores hasta mediados de 2021.

En concreto, tendrán a su cargo el ordenamiento y estacionamiento de motovehículos en calle Mitre a la altura del 500 (entre las calles San Lorenzo y Urquiza), y en la cortada Ricardone, entre las calles Mitre y Entre Ríos, durante el horario comprendido entre las 9 horas y las 20.

Esta incorporación paulatina de los trapitos al ordenamiento del estacionamiento en la ciudad se suma a la experiencia de los cuidacoches que se está llevando adelante en determinados sectores de la avenida Pellegrini.

En este último caso, los cuidacoches deben trabajar identificados con pecheras y luego de que expiró el tiempo en el que rige el estacionamiento medido en esa zona.